En el país maravilloso de los cuentos y las historias

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Creadores de cuentos.

Mis alumnos son unos excelentes creadores de cuentos… Todos han inventado historias para Arbolejo.

Veamos algunas a continuación.

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

El sueño de Arbolejo.

Arbolejo quería ser famoso, chulo y divertido. Pensando que podría ser famoso, iba andando sin mirar por dónde pisaba, así que se cayó por un precipicio, pero su mochila se transformó en paracaídas, y cuando llegó al suelo vio muchos árboles con limones.

Los pequeños limones dijeron: ¡Un rey!, ¡un rey! Y fue feliz y famoso en el reino de los limones.
Pero un día vino un dragón de limones negros, tiró dos limones negros a su castillo y lo destruyó.
Al día siguiente, mientras el dragón estaba dormido, volvieron a construir un castillo de  limones, y Arbolejo dijo: ¡Perfecto! Un castillo de oro de limón.
Más tarde, cuando vino el dragón de nuevo, le tiraron una red muy grande, que volaba y el dragón se dijo: ¡A correr o a volar!
Pero la red lo atrapó. Él dijo: ¡Nunca me venceréis! Entonces Arbolejo cogió
una cosa para que apareciera un arco-iris en su cerebro, con lo que el dragón se volvió  bueno.
Y así se termina.
Gracias por leer este cuento.
Autor: MIGUEL GUILLAMÓN.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El viaje de Arbolejo.

Érase una vez un limón que se llamaba Arbolejo, que saltó de un avión, pero se olvidó el paracaídas, cayó en el tejado de una casa y lo rompió.

Luego se encontró con sus amigos y Arbolejo hizo una fiesta para ser otra vez feliz.

Arbolejo les dijo:

-Podéis hacer lo que queráis, y si queréis comer algo, coméis lo que queráis.

Y jugaron a la Wii, al juego de la Fifa11 y vieron la tele.

Autor: Mario Martínez

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El sueño de Arbolejo.

Arbolejo vivía en un árbol grande.

Llevaba una cartera y un lápiz para ir al cole.

Cuando salió del cole se fue a comprar al supermercado.

Salió de comprar y se fue a su árbol, y a dormir a la cama. Apagó las luces y cuando estaba dormido se pensaba que estaba en otro paisaje, donde se encontró con su amigo Naranjo, que también vivia en un árbol, y cuando llegó la mañana vió que era un sueño.

Autor: Alejandro Mompeán.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El limón amarillo.

Érase una vez un limón que se llamaba Arbolejo y vivía en un limonero. Un día, Arbolejo se fue con sus amigos a hacer una gran fiesta en casa de su amiga la manzana, y entonces llamaron a unos gnomos para que también vinieran a la fiesta.

Mientras celebraban la fiesta, Arbolejo escuchó un timbre y dijo:

-He escuchado el timbre, señora Pera.

Y dijo la pera:

-Voy a abrir la puerta.

Pero no vio a nadie y Arbolejo le dijo:

-Estoy seguro de que he oido el timbre.

-Pues yo no he visto a nadie -respondió la pera-

A lo mejor se habrán equivocado de casa…

Autora: Naiara Balsalobre.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La vida de Arbolejo.

Érase una vez que , en un árbol, vivía un limón llamado Arbolejo.

Arbolejo, limonejo y manzanita eran hermanos. Su padre era un un limón y su madre, una manzana. Su padre se llamaba Granlimón y su madre Manci. Su casa era un limonero.

Todo el mundo les llamaba la familia Rey, porque ayudaban mucho a la gente de allí, y, como eran ricos, le daban dinero a los pobres.

Un día, los tres hermanos fueron al árbol y allí jugaron hasta que llegó la noche y se durmieron. pero un señor que recogía limones y manzanas les dijo que quería cogerlos, y los cogió, pero ellos se escaparon por la ventana, se fueron al árbol y siguieron durmiendo.

Al día siguiente se despertaton y jugaron un montón: al pilla-pilla, al pilla-altura y al escondite…

Y vivieron felices y comieron… limones.

Autor: Pablo Marín Noguera.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El limón del cole.

Érase una vez, un limón que se llamaba Arbolejo que vivía en un árbol muy bonito
y grande.
Un día se cayó del árbol y entonces lo escaló hasta su sitio, cogió su gorra, su lápiz y su cartera, se bajó del árbol y sefue al cole.
Cuando llegó la noche hizo una fiesta con más limones.
Cuando acabó la fiesta, Arbolejo se fue a una casa nueva; antes de entrar se lo pensó cuatro veces y decidió que no, que no se quedaba.  Volvió a su casa, se subió al árbol, pensó, se bajó, cogió una sierra, un martillo, un destornillador, unos clavos, tornillos y tablas de  madera, se subió al árbol y se construyó una casa de madera, y cuando la terminó se puso a  dormir.

Autor: Marcos Guillamón Franco.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario