El limón amarillo.

Érase una vez un limón que se llamaba Arbolejo y vivía en un limonero. Un día, Arbolejo se fue con sus amigos a hacer una gran fiesta en casa de su amiga la manzana, y entonces llamaron a unos gnomos para que también vinieran a la fiesta.

Mientras celebraban la fiesta, Arbolejo escuchó un timbre y dijo:

-He escuchado el timbre, señora Pera.

Y dijo la pera:

-Voy a abrir la puerta.

Pero no vio a nadie y Arbolejo le dijo:

-Estoy seguro de que he oido el timbre.

-Pues yo no he visto a nadie -respondió la pera-

A lo mejor se habrán equivocado de casa…

Autora: Naiara Balsalobre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s